Oferta fin de semana en Hotel rural L'Alceu.

▸ Situado en el centro de la comarca oriental de Asturias

Incluye la cena y alojamiento del viernes, desayuno, comida y cena del sábado, desayuno del domingo por 140 € pareja IVA incluido

Ribadesella • Asturias

En esta comarca la escasa distancia entre montaña y mar permite disfrutar de las magnificas playas de la costa oriental y de las majestuosas cumbres de los Picos de Europa, o de las sierras del Cuera y del Sueve lo que posibilita en una misma jornada rutas muy diferentes.

Datos prácticos

Hotel rural L'Alceu

Hotel rural en Ribadesella (Asturias)

Ribadesella, extraordinariamente pródiga en los dones de la naturaleza, ofrece un conjunto, de mar, río y montaña especialmente apropiado para diversas actividades (cicloturismo, footing, paseo a caballo, escalada, con vistas incomparables, o simplemente transitar), las cuales constituyen una experiencia hermosa y oxigenante.

Situada en el centro de la comarca oriental de Asturias, se puede ir con facilidad a Covadonga (40 km), Llanes (20 km), Cangas de Onís (30 km), Cabrales (30 km), Picos de Europa (40 km, aprox.), las ciudades de Oviedo (83 km) y Gijón (65 km), comunicadas por la A-64 y A-8, nuevas autovías inauguradas recientemente.

El hotel y los apartamentos se hallan en la aldea de Camango, a 4 km de Ribadesella, por la antigua carretera nacional Ribadesella-Llanes. Se trata de un edificio de arquitectura tradicional asturiana, ubicado entre árboles y pradería en una amplia vega. El hotel tiene el encanto propio de lo rural, de lo salvaje, que cada cual puede ir descubriendo en cada rincón, en sus piedras, en sus paseos tranquilos y emocionantes, metiéndose en la naturaleza, donde se pueden encontrar zorros, ardillas, corzos, jabalíes y aves.

Tipo de habitaciones: 7 dobles y 1 individual. Espaciosas, cuarto de baño, calefacción, TV, teléfono.

Servicios del hotel:

  • Desayunos y comidas
  • Salón comedor con chimenea
  • Aparcamientos
  • Tarjetas de crédito: AMEX, VISA, EDC, MAESTRO, 6000

Apartamentos rurales L'Alceu

Apartamentos rurales en Ribadesella (Asturias)

Ribadesella, extraordinariamente pródiga en los dones de la naturaleza, ofrece un conjunto de mar, río, montaña, especialmente apropiado para diversas actividades: el cicloturismo, footing, paseo a caballo, la escalada, con vistas incomparables, o simplemente transitar, constituyen una experiencia hermosa y oxigenante.

Situada en el centro de la comarca oriental de Asturias, se puede ir con facilidad a Covadonga (40 km), Llanes (20 km), Cangas de Onís (30 km), Cabrales (30 km), Picos de Europa (40 kms aprox.), Oviedo (83 km) y Gijón (65 km) comunicadas por la A-64 A-8 nuevas autovias, inauguradas recientemente.

Los apartamentos, así como un hotel, se hallan en la aldea de Camango, a 4 km de Ribadesella capital, por la antigua nacional Ribadesella-Llanes. Se trata de un edificio de arquitectura tradicional asturiana, ubicado entre árboles y pradería en una amplia vega. El hotel tiene el encanto propio de lo rural, de lo salvaje que cada cual puede ir descubriendo en cada rincón, en sus piedras, en sus paseos tranquilos y emocionantes, metiéndose en la naturaleza, donde se pueden encontrar zorros, ardillas, corzos, jabalíes y aves.

Apartamento: 1 doble y una cama matrimonial, salón cocina, cuarto de baño completo y terraza, lavadora, microondas, TV, teléfono, vitrocerámica, plancha, etc.

El puerto de Ribadesella

El puerto riosellano, que durante siglos fue uno de los mejores puertos de abrigo del Cantábrico por estar dentro de la ría, existía ya como portus en la Alta Edad Media y fue mejorado a partir de 1270, cuando se realizó el primer trazado urbano de la villa, que entonces sólo abarcaba los barrios de la Aguda, la Atalaya, la plaza de la iglesia y el Portiellu, una configuración urbana que duró hasta el siglo XVIII. Una de las principales actividades portuarias medievales, la industria ballenera, tenía su centro en la playa, donde se descuartizaba a los cetáceos y se fundía su grasa para elaborar aceite de alumbrado. Otro negocio medieval era el de la importación y distribución de la sal, pues a mediados del siglo XIV Ribadesella obtuvo junto con Llanes, Avilés y Luarca el permiso real de alfolí, que quedó controlado por la nobleza y el clero.

En 1781 Carlos III recibía a una comisión de enviados del Ayuntamiento y del Gremio de Mareantes, una poderosa organización gremial, que pedían a la corona la mejora del puerto y ofrecían 10.000 reales anuales para las obras. El rey concedió 100.000 reales y con grandes dificultades, debidas a las injerencias de quienes defendían la prioridad del puerto de Gijón, se ejecutaron las obras a cargo de nuevos impuestos en el consumo de vino, carne y aguardiente. Las obras, detenidas una vez más por la invasión francesa, se remataron en 1854 con la ejecución de la barbacana del final del Paseo de la Grúa, concebido entonces como muelle de remolque de veleros. En 1861 se construyó el faro del monte Somos y en 1865 se aprobó la construcción del primer puente de la villa sobre el Sella, un puente de madera que unía los dos tramos del camino real y arrinconaba la barca pasaje de la ría, propiedad del Gremio de Mareantes. El crecimiento del puerto facilitó el ensanche de la villa y se basó en un proyecto trazado por el ingeniero Miguel de la Puente en 1785, que fue revisado en 1855 por Darío de Regoyos Molenillo -padre del famoso pintor- que dirigió el trazado urbano. El ensanche, realizado íntegramente a base de rellenar la ría, dio como resultado una de las villas mejor trazadas del norte de España.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, el puerto riosellano fue puerta de salida para la emigración comarcal a América. Entre 1862 y 1875 hizo la línea Ribadesella-Cuba el bergantín Habana, cuya silueta figura desde entonces en el escudo riosellano. Recientemente ha aparecido en Cuba una maqueta original del barco, que ha permitido realizar réplicas del entrañable velero. En 1898 se inauguró el puente de hierro sobre el Sella, una obra vanguardista de Eugenio Ribera, que en su época fue el puente metálico más largo del mundo. Fue dinamitado en la guerra civil, aunque ya estaba deteriorado por el tránsito de camiones pesados, que no existían cuando fue diseñado. El puente actual, de cemento, fue construido por un batallón de presos republicanos e inaugurado en 1940.

Las últimas obras de ampliación portuaria se realizaron la II República y consistieron en la edificación de la lonja del pescado, el relleno del Campu Les Rolles y la escollera que encauza el río aguas arriba del puente. El estallido de la guerra civil impidió la construcción de un gran dique frente a la playa que habría creado un puerto exterior y habría cambiado profundamente el paisaje riosellano. En 2003 se inauguró en la margen izquierda un pequeño puerto deportivo.

Ruta del Fitu

Esta ruta está calificada como «Ruta a pie»

  • Acceso: (consultar mapa) Se inicia el recorrido en Campo de golf de Berbes, siendo el final en Campo de golf de Berbes
  • Distancia: 12,9 km
  • Dificultad: Media
  • Desnivel: Máximo de subida: 220 m. Máximo de bajada: 280 m.
  • Duración aproximada: 4 h
  • Itinerario: Campo de golf de Berbes, Alea, Collado Felgueroso, Linares, campo de golf de Berbes.

Descripción de la ruta:

Se inicia la ruta en el aparcamiento del campo de golf, tomando la pista que discurre en dirección sur y continuando por ella unos 2 km hasta la quinta desviación a la izquierda.

En el descenso se atraviesa un bosque de eucaliptos, tomando siempre las desviaciones a la izquierda para dirigirse hacia el pueblo de Alea, de importante actividad ganadera. Una vez en la carretera, se girará a la derecha a la altura de una marquesina de autobús. Poco después se toma la desviación a la izquierda que nos conduce hasta el arroyo del Castañar, que se atraviesa por una pasarela. Desde aquí se toma el sendero de la derecha hasta alcanzar un camino de piedra que parte desde la izquierda. Ascendiendo por él se cruza un bosque de eucaliptos hasta un muro que se dejará a la izquierda, y continuando se alcanzará un roble centenario. Desde aquí se ascenderá por la pradera hasta el final, girando a la derecha para atravesar el pequeño bosque que nos conducirá hasta la zona de La Gubellina y al Collado Felgueroso, desde donde se puede contemplar el Picu Pienzu, la sierra del Sueve y la costa.

Desde el mismo Collado parte una pista que desciende hasta el pueblo de Linares, con interesante arquitectura (iglesia, palacio, etc.). En la carretera tomaremos una pista asfaltada a la derecha que se dirige hacia el fondo del valle, donde se localiza un caserío tradicional asturiano, que se atravesará para cruzar el arroyo. Continuaremos en dirección derecha por una pista hasta que nos encontremos con un vado en el río, que se atravesará para tomar un camino de hormigón que, ascendiendo, finaliza en el campo de golf.

El tiempo para este municipio

Previsón para los próximos cuatro días

Acceso a datos observados de estaciones próximas (Distancias referidas a la capital del municipio)

  • No existen estaciones pertenecientes a este municipio.

Estaciones cercanas al municipio:

  • Colunga (Municipio: Colunga) a 15,68 km - Altitud 30 m
  • Amieva, Panizales (Municipio: Amieva) a 22,28 km - Altitud 370 m
  • Cabrales (Municipio: Cabrales) a 23,56 km - Altitud 458 m
  • Llanes (Municipio: Llanes) a 25,41 km - Altitud 10 m
  • Piloña (Municipio: Piloña) a 28,95 km - Altitud 280 m
  • Posada de Valdeón, Soto (Municipio: Posada de Valdeón) a 36,66 km - Altitud 953 m
  • Tresviso (Municipio: Tresviso) a 38,93 km - Altitud 940 m

Playas en este municipio

NombreProvinciaMunicipioParroquiaPoblación
Playa de GuadamíaAsturiasRibadesellaColleraCuerres
Playa de ArraAsturiasRibadesellaColleraToriello
Playa de Vega - BerbesAsturiasRibadesellaLecesVega
Playa de La AtalayaAsturiasRibadesellaRibadesellaRibadesella
Playa de Ribadesella - Santa MarinaAsturiasRibadesellaRibadesellaRibadesella

Visita virtual con Street View

Vista inicial: Playa Santa Marina. Ribadesella.

Mapa de situación

Camango • Collera • Ribadesella • Asturias • España

Ribadesella, población de gran tradición marinera, es famosa por las cuevas de Tito Bustillo y su Aula Didáctica, donde se muestra parte de la prehistoria asturiana

Aquí desemboca el Sella, conocido por el Descenso Internacional en piragua o la «Fiesta de las Piraguas», declarada de Interés Turístico Internacional. Es recomendable pasear por el puerto pesquero y deportivo, para tener una panorámica de toda la villa, hasta la ermita de La Guía.